CICLOSFERA_No es país para talentos Edu Sentís, ganador del concurso público en Copenhague - Edu Sentís | One Life. Live it !
1593
post-template-default,single,single-post,postid-1593,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive

CICLOSFERA_No es país para talentos Edu Sentís, ganador del concurso público en Copenhague

CICLOSFERA_No es país para talentos Edu Sentís, ganador del concurso público en Copenhague

Edu Sentís, ganador del concurso público para implantar la bicicleta pública en Copenhague, ha perdido el proyecto por falta de financiación.

Según el diario El País, Edu Sentís, el español cuyo modelo eléctrico Urbike superó a otros 30 de todo el mundo en el concurso público de Copenhague, en colaboración con la empresa danesa GoBike, no ha podido conseguir los tres millones de euros que asegurarían la fabricación de 11.000 bicis. Este modelo eléctrico, autorecargable, ligero y sin cadena,
técnicamente implacable, no ha c onseguido financ iac ión alguna. Como explica Sentís: «He llamado a todas las puertas: bancos, administraciones y fondos (…) Hemos ido a foros de inversores, de estos que pagas 300 euros y te dan unos minutos para contar tu proyecto y hemos salido con un premio al mejor proyecto, pero sin un duro».

«Nadie quiere asumir riesgo»
Sentís, propietario de la empresa Edse Inventiva (con sede en Barcelona), con diez años de experiencia en el sector y varios premios en su haber, ha tenido que vender la tec nología a una empresa alemana -que será la que, finalmente, fabrique las bicis, para no ser penalizado -el concurso exigía la fabricación en Europa-. De hecho, Edse Inventiva no es la
única perjudicada: proveedores, mecanizados, soldadores, pintores… estaban esperando a tener un puesto de trabajo. Pero la Generalitat no le vio «viabilidad». Como afirma Sentís: «Falla el sistema. Los banc os ya no dejan dinero, te lo alquilan. El capital riesgo ya no arriesga y hace de banco. La Administración te exige condiciones surrealistas. Nadie quiere
asumir riesgo. Todo el mundo se llena la boca con el I+D, los emprendedores, la tecnología, el talento… y tú haces todo el recorrido, pero cuando llegas al mercado te encuentras con una frontera en la que no hay nadie: la del dinero, una pared”, explica.

Pero Sentís, que seguirá trabajando, no se rendirá ante el escepticismo de los inversores o porque este país no apueste por la industria básica. Además, Suecia parece estar igualemente interesada en el proyecto.

Publicado por CICLOSFERA (leer publicación original)

CICLOSFERA_1